domingo, 3 de agosto de 2008

Yo no estoy aquí (2007)

I'm not there (Dir. Todd Haynes) Bob Dylan. La primera vez que escuché sobre él fue cuando a los 12 años vi por televisión nacional algunas partes de la antología de los Beatles, oír a todos los fab four, sin excepción, decirse seguidores suyos y admiradores de su personalidad y mensaje, me marcó profundamente. A pesar de ello no lo escucharía sino hasta hoy, debo decir que siempre he tenido una especie de suerte de escuchar discos o leer libros en el momento apropiado. Todos estos años siempre había pensado, imagino como muchos, que lo más importante en la música de Dylan eran sus letras, que la música era indispensable, debo rectificar este pensamiento, la música también lo es. El tema Blowin' in the wind me fue nombrado por José Ignacio Rondón en el colegio cuando estaba en 5to de secundaria, el video de Subterranean Homesick Blues, aquel encuadre en blanco y negro donde Dylan va desprendiendo una a una las palabras de la canción escritas a mano por él mismo papel tras papel me fue mostrado por César Boggiano por aquellos días en que el disco de los grandes exitos del 67 ya no me era una tentación de niño al no saber qué discos comprar. Después de ver esta película he devorado los 2 primeros Lp's, el self titled y el Freewheelin' Bob Dylan. Ver I'm not there para mí fue como haberme leído una biografía de un tomo de 1 000 páginas escrita por algún fan culto y sagaz. La magia de este guión y film es que no está fielmente contado sino que todo está planteado a manera de metáforas y personajes disociados que parecieran haber poseído de alguna forma y en distinta época a Robert Zimmerman a.k.a Bob Dylan (un hombre que no fue un solo hombre) Incluso el hecho de usar nombres distintos a los reales para cada personaje hace que todo sea más entendible, contradictoriamente. En el film se aprecia la vida de Bob colada por 6 imágenes contrapuestas que siguen su curso y movimiento paralelamente: Arthur Rimbaud (Ben Whishaw) personifica al poeta juvenil que después de su alejamiento de casa contuvo su cuerpo a los 20 años, Woody (Marcus Carl Franklin) al Woody Guthrie inspirador, impostor que alguna vez fuera su principal referencia, Robbie (Heath Ledger) al Dylan casado y con hijos, al hombre que sentía el apremio de la fama como también la responsabilidad de velar por su familia, Billy The Kid (Richard Gere) al Dylan mítico aquel ídolo que desaparece para volver a renacer, del que se dicen cosas que bien podrían ser ciertas como inventos de la gente, Jude (Cate Blanchett) al Dylan eléctrico, traidor de su propia naturaleza, al hombre distinto que entiende el mundo como nadie y que puede enfrentarse a la prensa y a la gente de una manera única y reveladora, Jack (Christian Bale) al Dylan que encuentra la Biblia, la fe, las maneras de buscar curar las heridas del mundo. I'm not there es una película bastante densa por lo que hay que estar con los 5 sentidos en ella, no bostezar ni verla recostado.

3 comentarios:

AdrianO dijo...

Dylan es el mejor (y no hablo de las letras) pero la peli no la pude terminar de ver..

JuanSecaira dijo...

Como tú dices, es una película un tanto densa pero con muchos ángulos, mediante los cuales se logra una visión acerca de la personalidad y anhelos de Dylan. esa fragmentación le otorga unidad; es lógico, pues el ser humano es contradictorio y cambiante. por eso las películas biográficas que apelan a la apología siempre son tan esquemáticas y aburridas. Gracias por visitar mi blog, ha sido muy bueno conocer el tuyo.

Fantômas dijo...

Buen blog che! Te invito a darte una vuelta por el mío, creo que te puede llegar a interesar por las cosas que veo que posteás. Y de paso si querés intercambiamos enlaces.

Soy del Montón

Ahora también Soy del Montón Info:

Soy del Montón Info

Un abrazo.