lunes, 31 de diciembre de 2007

El muro (1982)

The wall (Dir. Alan Parker) Guión, música: Roger Waters. Quería terminar el 2007 viendo esta película para lo cual horas antes me empapé alucinando el documental dedicado a la excesiva y trágica existencia del ícono y figura emblemática de Pink Floyd, Syd Barrett. Después de analizar los contornos oscuros y brillantes de esta gran banda caí en cuenta de que aquella lejana formación aquellos lejanos amigos nunca pudieron olvidar ni superar la partida de su gran héroe y espíritu creador, Syd. Prueba de esto son las innumerables menciones y guiños temáticos reflejados en canciones, entrevistas, fotografías y en especial en esta película de 1982, cuya fuerza radica en que toda persona que la vea, quiera o no, se verá reflejada en alguna parte de ella. Todos de alguna manera podrán emitir la sombra que Pink (Bob Geldof) segrega sobre sí mismo, por la boca, por los ojos, por las orejas. En The wall, musical basado en la vida de una persona que bien podrías ser tú, yo, un niño, un muchacho, un hombre, alguien que crece con heridas que no cicatrizan, queman, se oyen voces interiores que nunca callan, espíritus galvanizados plagados de agujeros negros, sonidos que no texturizan. Quizá Pink no sea el único ser que busque volver a amar (pensando aún en su antigua esposa) que vea aquella lejana bruma sexualmente complacida, o ese lejano beso al que él alguna vez contribuyó a disecar. Comfortably numb. Teléfonos muertos, teléfonos que timbran sin que nadie se anime a contestarlos. La infidelidad se entiende cuando se es cortejado por una hermosa chica blonda mientras la televisión encendida habla por ti. Romper todo, destruir tu casa, tu hogar, tu refugio, dejar que esa ninfa te lama los dedos de la mano sin tener sexo (esa escena es la más hermosa de toda la hora y media de cinta, aún no sé el nombre de esa princesa) ver dos flores dibujadas imitarse, convertirse en sexos humanos. Pink se estira sobre la cama melancólico para luego dormir abrazado a una almohada en posición fetal oliendo con la mente a su lejana madre. Al final quien logre zafar de toda esa mezquina suciedad podrá crear séquitos numerosos, exactos, plagados de las mismas dolencias, limitaciones pero sin la tan ansiada toma de decisión, esa que es capaz de hundir al sabio o despellejar al grueso. Ok, just a little pinprick. Sobredosis letales, espuma en la boca, depilación facial, hojas de afeitar con sangre, drogas, cepillos de dientes, peines, ácidos, cocaína, todas las sustancias dañinas que existan, alcohol, vino, cigarros, martillos en x, ladrillos que siguen latiendo como en un beat, el latir de nuestros corazones, el dolor al respirar, inspiración, aspiración. El reloj de mickey mouse nos da la hora mientras los dibujos animados de la televisión nos entretienen. La propia guerra, la guerra interna hace nos rasquemos la piel. Epidermis, dermis, el muro, stop.

jueves, 27 de diciembre de 2007

El crepúsculo de los dioses (1950)


Sunset Boulevard (Dir. Billy Wilder) En una mansión ubicada en el # 10086 de Sunset Boulevard, Los Ángeles, California, un horrendo homicidio había sido denunciado - Lo leerán en las ediciones del periódico, lo escucharán en la radio, lo verán en la televisión - Antes de que los columnistas Hollywoodenses empiecen a distorsionar los sucesos de lo acontecido la voz en off del difunto cuál ángel revelador nos advierte que la verdad se nos develará en el transcurso del film; su joven cuerpo atlético flota sangrando en la piscina de la residencia. Nosotros los espectadores vemos su rostro asfixiado en el agua como a través del vidrio de una pecera. Para matarlo se usó un pequeño revólver y fueron necesario 3 disparos de bala: 2 en la espalda, 1 en el estómago ¿Cómo se llamaba la víctima? Joseph C. Gillis: Alguien desconocido, un escritor, autor de un par de películas intrascendentes. Joe Gillis (William Holden) nunca se habría imaginado encontrar todo lo que necesitaba y siempre anheló, a la vuelta de la manzana; gracias a un pinchazo de neumático Joe fue a dar con la entrada pastosa de una mansión llena de polvo y olvido. Nuestro escritor obsesionado con el éxito desde hacía mucho, ese mismo hombre sencillo que no soportaría perder su auto ni por un solo día de existencia suya (le era lo mismo que quedarse sin piernas) evidenció el funeral de un pequeño mono con peluca, quizá bisnieto de king kong y el pasaje bíblico de Salomé, la princesa que se enamoró del hombre santo (San Juan Bautista) hecho libreto, a lápiz y papel. Todo comenzó 6 meses atrás: Sheldrake, un productor de cine y buscador de proyectos vendibles le dijo: Ok, tienes 5 minutos ¿De qué se trata tu historia?..............
Norma Desmond (Gloria Swanson) una actriz de 50 años, estrella millonaria de cine mudo pretende regresar al cine hablado y triunfar con la ayuda de Dios y un escritor profesional que le ayude a ordenar el libreto que le ha tomado años escribir. Ella me hizo recordar el glamour y exotismo de Yma Sumac. Bonita aquella frase en la que dicen: las palomitas de maíz se compran para evitar escuchar los diálogos, el sonido, hacer sonora la película muda. Norma consigue siempre lo que quiere, al menos cuando se trata de objetos y no de seres humanos; ella afirma que las estrellas no tienen edad, que el cine desde que empezó a hablar se echó a perder. Billy Wilder junto a Charles Brackett y D.M Marshman Jr. escribieron un guión inmejorable. La película con el paso de los años se ha hecho histórica mas que todo por la combinación extrañamente coherente que terminó existiendo entre la realidad del film y la de los actores finalmente elegidos para los personajes. Por ejemplo Gloria Swanson, al igual que Norma Desmond, había sido una importante figura del cine mudo en los años 30 y en los años que fue filmada Sunset B, los 50, su nombre ya había sido desplazado por los de actores que no utilizaban ya ni los ojos ni la cara para decir lo que solo podían con los labios, había sido injustamente borroneada decía ella firmando autógrafos y recibiendo cartas con la misma estampilla; lo mismo Max von Mayerling (Erich von Stroheim) quien hace el papel del fiel sirviente, el ama de llaves, quizá él único ser humano que comprende y estima hasta el final de la película a la afamada srta Desmond, por algo no fue su primer esposo; también Erich, al igual que Max, fue un director de cine prometedor, incluso trabajó en películas donde tuvo como su protagonista principal nada menos que a la misma srta Desmond, esta información se consolida y se comprueba en la escena en que Joe junto a Norma sentados sobre un sofá ven en la sala desde su proyector privado la película en la que ambos aparecen y terminan dejando el espectáculo para empezar luego una especie de anonimato in crescendo. Los actores que aparecen jugando bridge en la mansión son nada menos que: Buster Keaton, Anna Q. Nilsson, H.B. Warner, esta película desde ya iba a ser histórica además por el hecho de juntar tal majestuosidad de artistas; el director Cecil B. Demille aparece en los studios de grabación de la Paramount filmando Sansón y Dalila, una de los últimos films que llegó a hacer ¿No dejarías todo por irte con Betty Schaefer (Nancy Olson) a un hotel de 3 estrellas y besarle la piel blanca hasta quedarte dormido sobre su abdomen, cerca a su pubis?

lunes, 24 de diciembre de 2007

El evangelio según San Mateo (1964)

Il vangelo secondo Matteo (Dir. Pier Paolo Pasolini) Me lo suponía, Pasolini debió haber tenido una razón muy importante para finalmente haber decidido darle el papel de la virgen María a una persona de tan avanzada edad, con el rostro lleno de arrugas, compungido, transgresor a la verdad que subrayan los textos sagrados de la biblia, los textos iluminados escritos por la pluma bendita de San Mateo, el apóstol. Y no, su razón no fue ni un capricho ni un atentado contra su propia obra, fueron simplemente las ganas sanas de querer otorgarle el lugar merecido, que él le quiso conceder, a quién fuese la única persona le inculcase en vida la palabra de la fe cristiana, el amor a dios, a la oración. Sí, es la madre de Pasolini la que aparece vistiendo de blanco y representando lo que asumo fue la única razón por la que un ateo comunista homosexual pretendiera realizar una película con un tema tan profundamente religioso. Pasolini filma esta película de 2 horas 12 minutos de duración con la sutileza de un ángel deambulante que carga sobre sus hombros una cámara portátil de cinta infinita. Sus ojos enmarcan rostros, lejanías, miradas, frases, observan con tranquilidad, con paciencia, sienten vergüenza a la injusticia (se ocultan detrás de hombros), llevan el peso de la sabiduría profética de alguien que no pretende desvirtuar lo narrado. Pasolini hizo una película en la que representa el evangelio tal como se lee, en el punto medio entre lo visto y comprendido, no más no menos. Si bien es cierto que no fue tan explícito como lo fue la pasión de Mel Gibson, el Emmanuel (Dios con nosotros) de Pasolini forja la imagen de un dios mucho más próximo, real, lejano a los otros tantos redentores mostrados en el cine.
.
Cristo (Enrique Irazoqui)
María joven (Margherita Caruso)
María anciana (Susanna Pasolini)
Juan el bautista (Mario Socrate)
.
Los nombres de los capítulos crean una sujeción implícita:
1) La adoración de los reyes magos
2) Santos inocentes
3) Bautismo en el Jordán
4) Pescadores de hombres
5) Milagro de los panes y los peces
6) Salomé
7) La entrada a Jerusalén
8) Con los fariseos
9) La última cena
10) En el monte de los Olivos
11) La triple negación
12) Crucifixión

sábado, 22 de diciembre de 2007

Chicos (1995)

Kids (Dir. Larry Clark) Guión: Harmony Korine. Los calzoncitos mantel, los sostenes que se abren por adelante, las pequeñitas que huelen riquísimo, que se bañan dos veces al día ¿Quién no roza el edén cuando anhela la virginidad inexistente de su novia? ¿Quién no diferencia el sabor de una chica de piel suave con otra de una un poco más áspera? Al menos yo sí, que suelo sentirme vuelto a la vida las veces que me vuelvo a enamorar, haciendo equilibrio en el abismo del cero, específicamente el físico y el de la mente. A veces me cuesta mucho aceptar el antes en una mujer, aunque suene inmaduro e imposible lo digo franco a pesar de que en conversaciones pasionales muchas personas me refriegan en el rostro, con amargura, que debo crecer: Soy una persona a la que le gustaría nunca haber perdido la virginidad pero gusta sentir que la pierde muchas otras veces. Ayer en la noche con miedo de bañarme por no volver a estornudar me había dispuesto ver todo el cine mudo que pudiera, cine francés sobre todo, cuando estando por el minuto 15 de una con un piano encantador me di cuenta de que mi realidad hoy me la impediría inyectar, que no podría pasarla por mi garganta, trayendo la boca muy apretada y la cabeza llena de incógnitas, vacíandose. Y bueno fue allí cuando decido poner este film triangular, lleno de puntos en común con mi vida, personalidad y posible caos existencial en mi dvd cinemista. Es impresionante lo bien que se siente poder llenar vacíos en uno escuchando o viendo situaciones ajenas. El orinario en las paredes, cerveza, marihuana, drogas, coños de niñas párvulas, Ana María Falconí de niña (Sarah Henderson), Fiorella del centro de la imagen de 13 años Darcy (Jakira Peguero), el sudor como verdad. Desflorar a una chica es como empezar a hacerte famoso, tú eres el único, ya nadie más podrá volver a hacerlo, todas las vírgenes a los 50 años te recordarán. Telly (Leo Fitzpatrick) le pregunta a Casper (Justin Pierce) ¿Tienes hambre, sed? Él responde: estoy famélico, deshidratado. Casas comuna, skaters, graffitis, ventanas sin cortinas, tinas como camas. Y las mujeres de 17 años para abajo, escúchenlas: El puto dolor, sí, parece como si te estuvieran abriendo en 2. Me gusta tener sexo no hay nada mejor. Lo mejor es el toqueteo, los previos luego u algunos demoran mucho u otros tardan muy poco. El esperma contiene vitamina C, Ruby (Rosario Dawson) les aconseja a todas que lo prueben sin temor, es vitamínico. Al momento de llegar al tema de las enfermedades de transmisión sexual el sexo se hace negro, no? sucio desagüe, no? Sucio, escarmiento. Y las casas calientes como los cuerpos de los adolescentes se hacen saunas bajo el sol. Las barras fortifican los músculos, los hombres para poderse ver bien hacen ejercicio, pesas. El olor del sudor regresa la naturaleza a manera de recordatorio. Jeannie - jen (Chlöe Sevigny) es hermosa al caminar, al hablar, se ve muy dulce, la chica iluminada de buen alma, es difícil pensar que se pueda perder al alejarse de sus amigas, sería como nadar desnudo en una piscina pública o caminar por entre dos pistas que van a 120km/h sin llamar la atención. Y un taxista de nombre Leon le aconseja: La vida es muy corta, trata de ser feliz, sea lo que sea bloquéalo, olvídalo, mi abuela me decía, si quieres ser feliz, no pienses, solo vive. Le empiezo a creer a Leon. Una chica con piercings trae un chupón en la boca aguardando en la cola para entrar a la fiesta NASA. Una droga promete hacerte flotar en el cielo con ángeles, ver las estrellas cantar con los muertos: trágala, succiónala. La puerta está abierta, todo parece un vestigio, una epidemia, el amor borroso los inmola.

martes, 18 de diciembre de 2007

Alphaville (1965)

Alphaville (Dir. Jean-Luc Godard) Lemmy Caution (Eddie Constantine) agente secreto # 003 es enviado a la ciudad alpha encubierto bajo el nombre de Ivan Johnson. El Sr. Johnson proveniente de los países exteriores llega a un cuarto de hotel parecido al de las habitaciones caras del Hotel Bolívar (Lima) exactamente al # 344. En Alphaville no hay tiempo para descansar, todo lo que sucede es sin duda importante; se debe copiar, memorizar, escribir. Toda acción puede representar el fin o el inicio, uno va creando su propio desenlace en cada reacción, en cada reflejo; en Alphaville se debe andar aguzado, con la pistola en el gabán, los puños en el pecho, las manos listas para tocar los cuerpos esbeltos de las mujeres hermosas que andan desvistiéndose en incógnitas mostrando sus códigos inscritos e identificaciones numéricas tatuadas. Un agente secreto como Caution sabe que no debe dejar que los botones le llevan las maletas, por eso la agresividad por eso el gesto intimidante ¿Está cansado, quiere dormir, señor? Los que no se adaptan a la ciudad se suicidan y los que no lo hacen por cobardes o por no saber cómo hacerlo se esconden en barrios pestilentes o son ejecutados en piscinas toldadas por ráfagas de metrallas. Alphaville: Una sociedad igual a la de las hormigas, a la de las termitas, comandada por una sola mente (corona mental) cuya función principal radica en dirigir a la prole, en signarla al abismo del pasado-futuro-presente, sí, tal cual suena, con las tres palabras fusionadas en una sola, lo que en la vida misma, en el tiempo activo, se traduciría en el hoy o instante o ahora. La biblia como diccionario guarda las palabras que se saben son las que no se necesitan retener: amor, paz, justica, verdad, razón, poesía, arte. Lemmy debe buscar a 2 hombres fotografiados alguna vez por su pequeña cámara: Henri Dickson ( Akim Tamiroff) y Leonard Nosferatu, hoy, el Professor. Von Braun (Howard Vernon) ¿Por qué las personas aparecen tristes y sombrías en Alphaville? Por que hace falta electricidad, al norte nieve, al sur sol. Zeroville debería llamarse, entonces ¡Flash de cámara fotográfica espía en los ojos! ¡Flash! Alphaville solarizado es mi lugar, la solarización de un cuarto oscuro sin focos ni faros solo con la fosforescencia de la mente ¿Qué es lo que hace, está llorando señorita? Con un lágrima en la mejilla responde: No, claro que no, sé que está prohibido, lo sé. Electrificación en los cuerpos, la unión en la pared, las puertas de vidrio rotas una tras otra. Paul Éluard, su libro máximo, La capital del dolor. Las palabras malditas van desapareciendo, van olvidándose. Tokyorama el país del sol naciente, Florencia, donde el cielo es azul de los mares del sur. Natacha, 21 años, Von Braun (Anna Karina): ¿Enamorado? ¿Qué es eso? Tu voz, tus ojos, tus manos, tus labios, nuestros silencios, nuestras palabras, la luz que se va, la luz que vuelve, una sola sonrisa para los dos. La sala del control de los habitantes es a pistola como enigma lo es a destrucción. Ya todo está dicho salvo las palabras cambien de sentido o el sentido de dirección.

sábado, 15 de diciembre de 2007

Mi vida en rosa (1997)

Ma vie en rose (Dir. Alain Berliner) Las cremalleras abiertas en los vestidos de mujer son para mirarse y no para subir. Corazones rosas, corazones plateados. Todas las amas de casa lucen ardientes, con ganas de subirse a la mesa, de bailar mejilla contra mejilla abrazadas por el hombre que aman en la oscuridad. La familia Fabre: Albert (Daniel Hanssens) y Hanna (Michèle Laroque), los padres. Los hijos: Zoe, la mujercita (Cristina Barget) Thom, el inteligente, Jean, el travieso y Ludo (Georges du Fresne) de 7 añitos, pelo a cerquillo y patillas alargadas, el más delgado y "bromista" de la casa. Llegar a un barrio mucho más bello, con gente más cordial, plagado de familias en las que la mayoría poseen hijos de las mismas edades, es toda una bendición para cualquier padre esperanzado en encontrar la felicidad en su tribu antes de que esta llegue en el momento de la pubertad. La vida del niñito Ludovic en cambio a diferencia de las de sus hermanos y compañeros de colegio es mucho más fucsia, encapsulada, él que padece de la edad en la que uno busca y define su propia existencia, juega con barbies, se pinta la boca con lápiz labial rouge, usa aretes robados de mamá, calza tacos punta de aguja, ama las flores en su cabecita, mira fijamente a algunos compañeritos lindos, no habla con muchas niñas, usa el calzoncillo al revés; es decir, piensa más como una gatita mimosa que como un hombrecito gangster, asesino, coleccionador de juegos electrónicos, de risa mentecata. Las manos del hombre con barba le dan de nalgadas a la mujer desnuda. Ludovic vestido de princesita dice que de grande quiere ser una mujer bonita. La abuela en el film (una mujer de no más de 40 años, asumo) junto con una serie de televisión llamada Pam y Ben que representa lo mismo que Barbie y Ken, el amor puro, el amor en pareja, serán los únicos aliados y consejeros cercanos del pobrecito incomprendido, Ludovic ¿Quién se casará conmigo? Parece preguntarse nerviosamente el varoncito-niña mirándose en el espejo con una capa de seda en el rostro y las manos en la cintura. Pam vuela por la ciudad bajo un mundo de plastilina, los sonidos de xilófono y campanitas suenan desde el pecho y su cintura, las lágrimas del freezer de Ludo son olvidadas como las pesadillas espantosas que te hacen llorar mientras una voz suave canta: dos ángeles vinieron esta noche y me trajeron hermosos regalos, el beat del paraíso suavizado, es el de un corazón de un casi niño-niña mujer. Caja de música, muñequita rubia. Eres hermosa abuela, no tienes arrugas. Abrazados con su hermana tras las redes de un arco de fútbol, Ludo aprende que genéticamente XY es un varón y XX, una niña.

jueves, 13 de diciembre de 2007

El hombre oso (2005)

Grizzly man (Dir. Werner Herzog) En primer plano, Timothy Treadwell (1957 -2003) el actor, Timothy Treadwell la flor, el hombre, la celebridad, la lágrima, Timothy Treadwell el rehén, el honrado, el débil, el consecuente (13 veranos), el adonis inmortal, el campeón eterno, el hiper-sensible, el victorioso, el valiente, Timothy el único guerrero amable capaz de sobar las pieles de los osos y zorros regalándoles amor y no carnadas, Treadwell el príncipe feliz rubio, a gafas oscuras, salvaje, de voz finita, con el pelo en la frente incluso hasta cuando surfea o empieza a creer - Moriré por ellos, pero no moriré debajo de sus garras y zarpas - Y nuestro súper humano con dos cámaras de video prendidas a la vez, filmando en las fronteras de Alaska, donde no hay hielo ni frío, en donde existen los arbustos, los caminos de piedras, el río con el viento silbándote algo psicóticamentealegre; filmando el latir de la naturaleza, los animales vivos, peleando, defecando, animales desde insectos diminutos hasta salmones partidos, osos, zorros, lobos, abejas. Werner Herzog debió haber quedado extasiado al ver la enorme cantidad de cintas fílmicas guardadas en el armario de ese cuarto lleno de osos de peluche marrones aquel fatídico año 2003 en que se supo Timothy había sido devorado por uno de sus idílicos amantes peludos. El ausente Tim de igual forma se habría sentido, por primera vez, bendecido si hubiese visto al genio Herzog entregarse de lleno en la creación de este documental exquisitamente concebido desde una perspectiva derivativa en donde la figura del buen Treadwell se hace atemporal y llena de misticismo. Quizá era religioso pero no en el verdadero sentido de la religión. Treadwell decía: Tengo que mutar en un animal salvaje para soportar la vida que vivo aquí. La soledad que padeció desde el principio fue abismal y no siéndole suficiente con eso decide alejarse más allá de los estratos sociales a lo profundo del bosque, donde los osos pardos tienen su reino y crean laberintos insondables para cualquier terrícola comestible. La baja autotestima, la sequía, la poca lluvia le quitaba fuerza pero nunca los bríos; su idilio humanitario podía más que su amor a la existencia; alguna vez pensó en dejarse cremar, con la esperanza de que su mensaje pudiera llegar con fanatismo a la mayor cantidad de mentes posibles. Devuélveme esa gorra Ghost, es muy importante para esta expedición. La línea divisoria entre los osos y los humanos para Timothy era indivisible, era como la soga de un morral vacío. Saludos a los osos Ed, Rowdy, Dile, Grinch, Sr. Chocolate, Tía Melisa, Demon, Hatchet, Downey, Tabitha, Sgt Brown, Freckless, Quincy, Mickey y a Saturn, la Michelle Pfeiffer de los osos. Por último una caricia a los zorros Ghost, Spirit, Banjo, Iris y Timmy el jefe máximo de estas dos especies.

martes, 11 de diciembre de 2007

Cara cortada (1983)

Scarface (Dir. Brian de Palma) Screen play by Oliver Stone ¡El mundo es tuyo! Antonio Montana (Al Pacino) lleva una cicatriz en el rostro, juega basquet, es anti-comunista, habla spanglish, ama el poder merecido y guarda una pistola invisible en el alma. Hay distintas razones por las que una persona puede ser llevada a prisión, hay de los que se llaman perseguidos políticos y los que se encargan de desollarlos u desvestirlos ¡Vamos a bailar esta noche, vamos a gozar hasta la mañana! Un policía representa la ley y el orden, una green card representa, en USA, la libertad. Recuerdo que alguna vez un hombre mayor con barba ploma me contó que tras comprar varios billetes de 100$ a una tía suya, en Alemania, fue llevado a prisión y casi a la silla eléctrica. Este hombre no dudo en ningún momento de su tía, creyó en ella fervientemente y allí radicó su principal error, en confiar, en no comprobar la legitimidad de los dólares. Las momias egipcias sin vendas, los cara de rana, las cucarachas embusteras, los cerdos traidores, las sabandijas soplonas, los millonarios, no saben lo que es tener en la vida mas que las pelotas y la propia palabra de uno ¡Deja de decirme nena, no soy tu nena! Y viene la santa pregunta: ¿Qué tiene él que no tenga yo? Yo quiero tener una mujer como Elvira (Michelle Pfeiffer) que no exista la traición, que Manny (Steven Bauer) me entienda, piense como alguien ducho, que la preocupación no exista entre nosotros para no morir de un ataque cardíaco, que un tipo con pelotas de acero sea el emperador del planeta, que no exista la traición, que los jefes (Omar Suárez, Frank López, Sosa) que uno tenga en la vida, al final, sepan reconocer la superioridad de la realeza humana, que la cocaína no haga daño en el cuerpo, no envicie, que mi princesa pueda tener hijos, que nunca se me acaben las balas, que le pueda romper los lentes oscuros a ese miserable asesino, que el dinero se pueda guardar en un baúl dentro de mi cuarto, que el mundo le pertenezca al más valeroso de todos los habitantes ¿Quieren meterse, conmigo eh? Pues bien, jugaré con ustedes entonces ¡Se están metiendo con el mejor! Scotch en las rocas, miami beach, mujeres en bikini, la lengua moviéndose de arriba, abajo, mi nombre de pila en los blue jeans rotos de todas las mujeres hermosas de la ciudad.

domingo, 9 de diciembre de 2007

Mentes perdidas (2001)

Bully (Dir. Larry Clark) ¿Qué es lo que Bobby (Nick Stahl) ve en el espejo cuando se mira, contra qué se enfrenta en el pasado, qué oculta tras su crueldad, qué guarda tras esa amistad enfermiza que tiene desde pequeño con Marty (Brad Renfro), su vecino? Al sur de Lima casi llegando al kilómetro 100 de la carretera hay un balneario privado que se llama Las Palmas, aluciné por un momento que este film, mentes perdidas, pudo haberse filmado en sus alrededores, al menos las escenas en las que caminan, cogen, se besan y sufren. Lisa (Rachel Minner) y Ali (Bijou Phillips) son dos chicas que buscan divertirse y experimentar intensamente amor quizá, drogas, sexo, conocer chicos que verdaderamente posean la actitud que se requiere para poder obtenerlas. Marty y Bobby, enlazados con pegamento o sin, son amigos inseparables, se hacen daño se perdonan comparten una amistad muy a su estilo, incomprensible para los demás y lo digo yo quién también tuvo un amigo muy cercano con el que iba a todos los paseos fiestas u lugar invitaran, era como mi sombra, su nombre Eduardo Trelles, saludos a mi gran amigo Eduardo. Ellos dos, Marty y Bobby, se quieren mucho y saben que a las chicas antes de invitarlas a salir o a ir a una fiesta se las debe llevar a la playa a que especten el cortejo hot de surfear olas y broncearse el cuerpo semi-desnudo ¡Serás mi cita! ¡Tengo algo para ti nena, pruébalo! Bobby es muy aseado, tiene la suerte de vivir en estados unidos donde el agua es pura y los animales marinos se comen la carne fresca que cae en el mar sea de día u de noche ¿Peleas en casa por problemas de la calle? Y sí, es cierto, la familia siempre absorve lo que pinchas, ellos te quieren siempre y de sus abrazos siempre podrás obtener la calma que clamas ¿Cómo ver una injusticia sin entrometerse del todo cuándo ella es tan solo una feliz invitada que recibe mimos? Vida de marihuana y sexo en el día, a plena luz, vida de conversaciones telefónicas, disfraces, marihuana y sexo en el día. Este film narra la historia más real que he visto en lo que a vivir esta época se refiere. Mortal Kombat, paralizador bebé. A veces es preferible seguir solo y sufrir a tener que darle espacio en la estrecha cama a alguna otra persona que crea entender la confusión, los moretones en el cuerpo y la virtud que representa la paz interior en la vida. Donny, es un personaje hermoso, ingenuo y puro, me gustó mucho ver a Michael Pitt interpretándolo, en estos últimos años creo que Pitt se ha convertido en mi actor predilecto, irradia relajación, es débil y a la vez apetitoso para el gusto de las chicas que actuan ¡Lo discipliné en arcade! ¡Tal vez hay algunos lagartos allí! Filmación en círculos, muchos personajes, conversaciones en saltos. Está casi, está casi. El teléfono suena, Heather (Kelli Garner) y Donny duermen desnudos, abrazados, Ali con su hijo en brazos, los mira tierna sobre una mecedora, cierra los ojos ¿El hijo que espera Lisa de quién es, lo saben? No lo recuerdo D.A.R.E Hay veces en que los problemas no se resuelven con solo tronar los dedos. Debo leer a Tom Sawyer y practicar más sexo oral antes de que el año termine ¡No grites nena, eso no limpia la herida!

El globo rojo (1956)

Le ballon rouge (Dir. Albert Lamorisse) Hace algunos meses en una fiesta a espaldas del bar mochileros escribí en el brazo de una linda chica la palabra malú-flor, con plumón celeste. Dos semanas después mientras caminaba por la avenida que da con el boulevard encontré un globo del mismo color, atorado en un semáforo. Lo desenredé, me lo hilé en la muñeca y seguí caminando hasta llegar al bar la noche en donde se presentaba una banda de funk-rock-ska. Allí, en la entrada, sobre la pared de madera repleta de afiches, vi la silueta de esa misma chica, de nombre malú. Sin hacer ruido ni corto-circuito me acerqué a su cuerpo con el globo atado en el cuello y unas ganas enormes de morderle la piel. Al voltear ella, malú, me hizo eterno con sus ojos miel *** La cinta de Albert Lamorisse, El globo rojo, dura 34 minutos, es un corto y una representación visual que justifica como el cine verdaderamente nos brinda un lenguaje único, de significado propio y de principios relacionados a la cosmogonía. En resumen amigos cinemistas, el cine es el arte del sentido.

sábado, 8 de diciembre de 2007

La aventura (1960)

L'avventura (Dir. Michelangelo Antonioni) Anna (Lea Massari) lleva una cartera colgada en el hombro, un vestido blanco hasta las rodillas ¿Qué anda mal Anna, dime por qué huyes, qué es lo que pasa? La tristeza encolerizada sobre el rostro ¿Cuándo la volveré a ver a usted, hermosa mujer? Sandro (Gabriele Ferzetti) pareja de Anna, la mira desvestirse; las cortinas del cuarto aún permanecen sin correr: Claudia te espera, Anna - pues que espere, un poco más. Lo que antes era floresta termina siendo cemento. Un grupo de amigos sobre una lancha van con ropas de baño a conocer l'altamar, a sentir la marea, comer el viento, nadar con tiburones, encontrar islas gemelas, a indagar ruinas. 4 ó 5 días, fue la cifra que Anna le dijo a su padre tardarían en volver, asumo que ella de antemano ya habría seleccionado ese tiempo. Mientras van en el auto a 120km/h en dirección al yate, Claudia (Monica Vitti) mueve los dedos cada vez la sombra se quita de su mano. De alguna manera Claudia empieza a enamorarse ¿Es tan importante saber nadar como saber correr? Mi madre nunca aprendió a nadar aunque eso nunca impidió que no nos podamos bañar juntos en el mar o en alguna piscina, ella siempre me aseó en la tina roja, desde chiquito, con una esponja verde. Giulia (Dominique Blanchar) la mujer más deliciosa del film, Gloria Perkins (Dorothy de Poliolo) la mujer más deliciosa del film, cierra la puerta para hacer el amor, lleva el cierre abierto por un instante ¿Nos entendemos, amigos? ¿Para qué sacrificarse hoy, para qué, para quién? ¿Por qué discutir ahora en lugar de disfrutar este tiempo maravilloso, tan próximo a nuestra boda, a nuestra nueva etapa? Sandro reniega sin maldecir, solo calla, Sandro es un referente para mí, su tranquilidad ante el desequilibrio brilla, merece ser calcado. Hay muchas hipótesis, muchas, pero hay una sola realidad, la de buscar el cuerpo ajeno con el tacto, la de pretender entender la mente de alguien que parece tener todo concreto. Goffredo dice que todo aquel que tenga un pincel y tinta puede empezar a pintar, le creo. Ningún paisaje es más hermoso que el de una donna. Los pasos no suenan, los trenes parten sin esperar ¿Quién necesita de cosas bonitas hoy, cuánto durán señores, díganme? Una mujer que pretende sentir amor bajo la mirada de alguien que no la ama con locura, siente vergüenza al ser asediada por cientos de hombres hambrientos de femeneidad. 12,13,14,15,16,17,18,19,20. 1,2,3,4,5,6. Hace frío es tarde, ella no tiene sueño, él no llega, la mujer tiene miedo de que la normalidad regrese a casa ¿Claudia por qué escapas, por qué te sientes insegura, qué pasa contigo, cuéntame? La última escena, la mirada de Claudia, su mano enternecida, ese es el film global del cine de Michelangelo Antonioni.

viernes, 7 de diciembre de 2007

Olvídate de mí (2004)

Eternal sunshine of the spotless mind (Dir. Michel Gondry) Cada vez que intento volver a entablar una relación con otra chica tiendo a recordar mucho el primer amor que tuve, el origen de este, creo que lo hago como una forma de auto-protección, una manera de comprobar si los ojos que en ese momento me miran son verdaderos o falsos. Vi Olvídate de mí un sábado por la noche en donde muerto de frío y sentado bajo un televisor de 19 pulgadas comía un plato de arroz con fideos largos en un chifa cercano a mi casa, era tarde ya y miraba a todos comer para equilibrar mi tristeza. Cuando intentaba usar los palitos chinos en lugar de los cubiertos de metal, quedé indefenso viendo esa imagen sobre el hielo en la que Joel Barish (Jim Carrey) echado junto a Clementine Kruczynski (Kate Winslet) dice mirando las constelaciones: Nunca antes he sido igual de feliz en toda mi miserable existencia. Fue duro para mí sentirme un poco como Joel, recordar mis amores antiguos rebuscándome el cuerpo como si alguien me registrase el alma con sardonia. Me ilusioné mucho de regreso a mi cuarto alucinando que si lo planteado en el film fuese cierto me habría gustado poder borrar todos los errores latentes de mi vida para así curado poder volver a vivir de nuevo siendo olvidadizo, ya que ser libre no es simplemente dejar de llevar un yugo en el cuello o tirarse muchos lances diarios, es creo yo principalmente olvidar, descascarar la mugre, no recordar más, pensar sin actuar que todo empieza otra vez, desde un verdadero nuevo principio, eso que la mayoría de gente feliz impone en su mente para poder vivir relajado, respirando tranquilo, dejando de contemplar masoquistamente la propia existencia en donde las ilusiones son opacadas por estúpidos miedos oscuros.
.
Canción: The Korgis - Everybody's got to learn sometime.
Calzón rosa, ula-ula imaginario: Kirsten Dunst.

domingo, 2 de diciembre de 2007

Los malditos (1969)

Götterdämmerung (Dir. Luchino Visconti) La caduta degli dei, The damned: Las trompetas cual disparos, explosiones, bombas, el Reichstag en llamas, las trompetas siguiendo el curso locomotor de la máquina humeante que tintinea como el campanario en las iglesias. Las notas, anotaciones. Notas y notas de violines chirriantes al mismo tiempo en que los gritos desesperados se van quemando uno tras otro en el hoyo hirviente, de lava naranja, en donde se crean las armas de los nazis para la nueva guerra, la nueva alemania (1933), el mundo, el tercer Reich, los únicos zumbidos que restan de los corazones sin vida, incinerados y carcomidos, de ese pueblo alguna vez sano. Es el cumpleaños de Joachim Von Essenbeck (Albrecht Schönhals) principal sillón, líder de la fábrica de ácero más grande del país /ahora llamado Hitler/ y las hijas de Elizabeth (Charlot Rampling) y Herbert Thallman (Umberto Orsini) preparan un número musical a 2 voces en piano quienes junto con el educado Günther, el hijo del Barón Konstantin, siendo el 2do acto de la presentación de la noche, interpretaría también, un tema solista, musicalizado en chelo. Martin Von Essenbeck (Helmut Berger) aficionado al film el ángel azul, ama pintarse las cejas sin rapárselas, camina espigado, se mira al espejo viendo a Marlene Dietrich y disfruta enormemente pasar horas y horas a solas con sus primas pequeñas, al igual que gusta de conocer princesitas angelicales que huelen a miel y talco. Martin amo, Martin amante, Martin ama. Los sirvientes son hormigas en el hogar, mueven rápidamente todos los utensilios y enseres, están presentes incluso hasta cuando uno se peina o cambia. La cámara del maese Visconti no distorsiona, se aleja y muestra el panorama del film, un comedor de techo alto con candelabros, velas, focos, cualquier luz que les sea necesaria padecer, una mesa grande vestida de blanco, vajillas de plata, copas de vino y champaña, los asientos copados, la familia Von Essenbeck entera junto a los principales socios de la fábrica celebrando un año más de vida del anciano Joachim. Hasta que siendo ya casi la medianoche todos esos elegantes y adinerados señores se prestan a brindar y comer ¿Hay rebeldía, no Herbert? ¿Inconformidad? ¿Videncia, quizá? La torta sabe a esvástica de caramelo, abuelo ¡Yo decido por ti, hijo! ¡Vienen por ti Herbert, apresúrate! ¡Cuida a las niñas, amor! ¡Bésala! ¡Yo voy a hacer respetar todos los derechos del abuelo! ¿me oyen? **Ver el crepúsculo de los dioses o los malditos título de esta obra magna de Luchino Visconti me fue igual a leer una novela larga, la estructura está concebida con ese mismo postulado** ¡Quemen todos los libros que nos dan a leer, sabemos que se pueden escribir con otra clase de pluma: Marcel Proust, Émile Zola, Thomas Mann....! Si te predispones a erradicar una plaga teniendo una pizca de sentimentalismo y ya no te queda escapatoria lo más saludable es que te dejes comer por las sanguijuelas entero, SÍ, ya que tarde o temprano tu piedad haría tu carne ceder. Hoy en día la radio nos sirve para olvidarnos de la televisión, antes la radio ensordecía el sufrimiento de la gente y nos hacía entrar en nosotros mismos. Cuando pienso en Martin y pienso en mí, creo que puedo ser capaz de hacer y pensar todo lo que él contiene y lleva en ese cuerpo tan blanco, joven, hermoso y sano. Y es que uno tiene al menos una semilla de violador, de ultrajador, de libidinoso, el placer a lo desabrigado, a lo que se encuentra solo y desprotegido, a lo vedado corroe por alguna parte en nuestro interior siempre. El jugar a las escondidas con una enana de porcelana y mechones rubios, te cobra los impuestos, el pasaporte y luego cuando el triunfo injusto llega a tu sexo, la vida misma te lleva por ese camino en donde los yunques llueven y pisas espinas haciendo sonar los miedos y sombras que en tu piel son creados por ti; sin embargo, intuimos que lo negro se puede contraer con el mismo color; un odio más profundo a la autoflagelación, una crueldad sanguinolenta más despiadada que los dibujos sin cabeza se ven renacidos e incrementados con ganas de querer abortar tu nombre tu herencia pero sin pretender quedar fuera de la nueva vida, de la era total, de la gente única, de la raza aria, de los tiempos en donde todos los hombres serán iguales y solo habría un líder sin sinónimos ilesos, tan espigado y enhiesto como la sangre misma que sale de sus venas. Aschenbach (Helmut Griem) sonríe mientras ve el círculo deformado, los puntos continuos extinguiéndose, Martin suda, el sudor es la muestra de que el cuerpo responde, siente. El chelo de Günther suena en su mente, el camina llorando, acompañado por frases de Hegel que nunca escuchó "la flor que obstruye el camino, la florecilla, tiene que ser aplastada" Aschenbach vuelve a reír, el día es rojo.

viernes, 30 de noviembre de 2007

Flash gordon (1980)

Flash Gordon (Dir. Mike Hodges) En realidad cuando empecé a ver el film de flash pensé que lo que primero vería, sería a alguien corriendo a la velocidad de la luz, vestido de rojo y lleno de rayos eléctricos caídos del cielo, por todas las pistas de la ciudad de Nueva York, dejando encendida la brea seca con las suelas de sus zapatos de metal láser resplandecientes. Era obvio, para mí, que quién llevase el cuerpo atlético con el antifaz descosido por el mentón, los labios libres para poder besar a todas las niñas auxiliadas y en el pecho, bajo un rayo dorado eléctrico, un corazón a igual beat que el de los seres humanos cualquiera (sin la flecha) sería el protagonista de la película de Hodges quién en 1980 supo manejar meritoriamente los efectos especiales a tal nivel que dejó la trama flotando en el nódulo del espectador eclipsada por el argumento comic e insuficiente de un espacio casi actualmente convertido en una proyección de archivos renderizados sueltos de autodesk 3ds-max ¡Hombres águilas saquen sus espadas y ataquen! Nunca me imaginé conocer al rubio adonis Flash Gordon (Sam J. Jones) un deportista y valeroso star pop hero cuyo buen desempeño en el fútbol americano y su capacidad por pronunciar u entender lo que son: tifón, polvos de átomos, lluvia de meteoritos, vortex, sigma, cohetes, huracán, erupción volcánica, bascular la plataforma, ionizar las nubes, lo llevarían por azar a conquistar el poderío del coloso emperador Ming ¡Dispara sin miedo, coge el arma de quién acabas de matar! Después de alucinar a Gordon mientras traía a esa yegua amorosa encima de sus piernas conduciendo la nave que lo ayudaría a escapar de la silla eléctrica, pensé que realmente un terrícola medianamente planta podría llegar a traspasar la atmósfera y conseguir ser un galán intergaláctico con mujeres de otros planetas y sexos ¡Aura (Ornella Muti), princesa Eva (Ornella Muti), pudorosa carne (Ornella Muti)! ¿Las mujeres con trajes verdes, las sexualmente esponjas, realmente podrían sacrificarse por el amor de un hombre rubio? Placebo-rock. Aunque después de escuchar a Queen puedo decir que nunca aprendí a no perder la memoria distrayendo mi mente de los rayos hipnóticos me quedó la semilla de mandarme a hacer polos con logos míos y averiguar a fondo cómo se hacen los estampados y qué técnicas usan los diseñadores para estos fines. Me muero por conseguir un polo que diga flash igual que el apretado blanco que llevó Gordon durante la hora y 15 minutos que duró la fanfarria. Instrucciones: Para destruir a Ming traspásese el pecho represivo y dictatorial del mago. Luego de las naves, los cráteres y las arenas movedizas, uno se queda viendo un puercoespín y se ríe.

¿No es hermosa Dale Arden (Melody Anderson)?
- Ornella Muti es femeneidad (Ornella Muti)

domingo, 25 de noviembre de 2007

Los edukadores (2005)

Die fetten jahre sind vorbei (Dir. Hans Weingartner) No hay nadie en el templo celeste, las rejas están cerradas electrónicamente, el patito amarillo flota sobre la tina sin llenar, el steady cam en el asiento de atrás de la van azul, uh y la cinta de filmación, una la ve y dice: aaaaaai, hay tanto por filmar y yo aquí acuclillado con el pasamontañas desordenando. Es bueno aprender un poco de circuitos desde como cambiar el plomo, arreglar un fusible, colocar tomacorrientes hasta quizá desactivar alarmas de viviendas, tener las llaves maestras en los bolsillos. Y la carta dice léanme mientras el stereo está en el refrigerador, las sillas una sobre otra, el papel higiénico alrededor de los cuellos de las estatuas, no hay ring-ring, el teléfono en su sitio, la policía aún descansando con los pies sobre los escritorios (polizei), repisas de los autos bajo el clima y tierra húmeda de la fría y tenebrosa Alemania. Jan (Daniel Brühl), Peter (Stipe Erceg), Jule amarilla comiendo un helado rosa (Julia Jentsch). Un reloj rolex de 5000 euros sale volando por la ventana de la van ¡Principios! ¿Los cerdos son los capitalistas? ¿Los autos mercedes destruyen la vida de los que los chocan? Sí ¿Cuándo cocinas rico tienes más chicas? Aprender a cocinar. O de mesera, o de repartidor de correos la cuestión es vivir para pagar una deuda y hacer el amor abrazado a alguien. Cada corazón es una célula revolucionaria ¿Aunque se fracase lo importante es que sobrevivan las ideas? ¿Eeee? ¡Un líder es quien estando desnudo puede decidir qué posición sexual hacer, un líder es aquel que puede conjugar el verbo seguir, sígueme, síguenos! Las bocas como un chupón uno tras otra detrás del chupón corta vidrios también, claro. ¿Qué tan cierto es Hardenberg? ¿Los antidepresivos, los videojuegos, los centros comerciales se guardan en una misma bolsa? La pistola en mi mano, en nuestras manos, en las manos de todos los jóvenes.

miércoles, 14 de noviembre de 2007

Beiak vacas (1992)



Beiak vacas (Dir. Julio Medem) El uniforme carlista en 1875 constaba de una boina roja, un traje azul - cuello de camisa rojo también, botas altas, espadas, rifles, navajas, sangre, sudor. Los cuerpos baleados en esa época eran recogidos por carretas y puestos uno sobre otro, desnudos, para la mayor comodidad del cargador. Cuando se necesitaba beber tomaban agua del río o de las plantas con espinas, él poníase los dedos en las heridas del otro para así conservar el momento con moscas, para siempre. Con la mano empuñada torcida no se puede saludar ni acariciar las ubres de una vaca holandesa, es más si se quiere ser el mejor aizkolari se debe andar descalzo sobre pedazos de troncos gruesos sintiendo el sonido de los jabalíes inatrapables en el bosque. Ignacio Iriguibel (Carmelo Gómez), Catalina (Ana Torrent) hacen el amor después de creer sus cuerpos asesinados por un hacha. 10 años después, se ve a Peru (nombre exquisito, sin tilde) andando con el manto de una cámara sobre los ojos, empezando a ver lo que lleva dentro cada quién por el lente suyo atraviese. En Beiak vacas este maestro del cine, Julio Medem, quién para el año 1992 presentaba su ópera prima hizo una primera obra diría demasiado eximia para un joven talento que elude los gemidos agudos utilizando música sacra y dándole más énfasis a la fricción y a la ropa hasta las rodillas que a los pubis sobre el pasto. Amé la intuición, la forma de ver, de crecer, el nombre Cristina (Emma Suárez), la amé ¿Los mismos actores para las distintas generaciones en un film? Un salto en la visión del cine y la narración de historias visuales. 4 pies y los niños que juegan en vivo a ser syphon filter.

lunes, 29 de octubre de 2007

Rashomon (1950)


Rashomon (Dir. Akira Kurosawa) Un caballo galopa despacio por el camino del bosque. Una mujer bajo una sombrilla floreada despierta el placer en la carne salvaje llena de sudor; el hombre que duerme sin añorar, asesina su espíritu e inspiración masturbándose colérico sobre las plantas que no crecen más que hasta sus tobillos. El pelo largo de la dama, sujeto a una liga, acaricia su torso y las bragas donde abriga la navaja con la que solo sabe rebanar gángleos. Cuando ves como dos seres hermosos se casan siendo el uno para el otro e viceversa y distendido tú encuentras sabrosos los senos y glúteos de la mujer que recibe el anillo de oro, carcajeas viéndola con la soga al cuello, alucinando lo tan que merecería ser penetrada hasta llegar tu brazo al corazón suyo. Boca, gime.

viernes, 26 de octubre de 2007

El ángel azul (1930)


Der Blaue Engel (Dir. Josef von Sternberg) Un vecindario alejado del centro de la ciudad, casas con tejas, gansos que sirven como despertador en las mañanas frías de pavimento, el humo plomo de las chimeneas que se mimetiza con el cielo raso del film, el tangtangtang del reloj con muñecos de metal que marchan 1,2-1,2 en círculos, siguiendo una lejana procesión que solo ellos pueden ver, el café blanco de la mañana, la sirvienta abnegada con uniforme abotonado que dice buenos días feliz, los alumnos con gel, los dientes chuecos, los primeros cigarrillos en la boca, la pubertad, el amor a escondidas, la madonna enérgica y dócil que se quita las bragas mostrando las piernas sobre la escalera de caracol, champaña helada en una copa se derrama, una foto souvenir incrimina. Cuando terminábamos 5to de secundaria allá por el año 2002, en el colegio Maria Reina, nos tocó como tutor e último profesor, el cansino y gordito anticuado, Ricardo Ráez, un egresado de la San Marcos con mostacho y gafas plateadas que no paraba de repetirnos el futuro que él veía de nosotros en sí y su intención (filial) por pretendernos clavar la literatura en las sienes como quién da de comer puré a los bebés recién nacidos, cueste lo que le cueste(0) Al final de ese año no recuerdo haber leído ningún libro por consejo de nuestro maestro ni que yo haya querido escribir sobre alguna hoja después de haber escuchado dormido todas sus exposiciones en clase. Lo que sí me consta es que en ese lapso de tiempo por el solo hecho de levantarme temprano e ir todos los días a verle la cara sentía un estrés terrible, cierto dolor en el pecho profundo, pereza en las articulaciones y un poco de asfixia en la ínfima esperanza que me quedaba, aún. Immanuel Rath (Emil Jannings) me hizo recordar mucho a nuestro queridísimo profesor Ráez, tan invertidos los dos sobre el mundo cómo solo ellos pueden representarlo. Lalalalala lola lola lola lola lalalalala, Lola(Marlene Dietrich) canta: Hoy llevaré a un hombre de verdad conmigo de regreso a casa. Hoy llevaré a un hombre de verdad a casa, conmigo.
Y mientras vemos cómo se quita la dama las pantis, del pote donde guarda su maquillaje brota una polvareda blanca que nos hace estornudar e impide verla.


viernes, 19 de octubre de 2007

El viento (2005)

El Viento (Dir. Eduardo Mignogna) Nunca se puede matar a nadie para evadir o cambiar una historia, podrás creer haber deformado algo pero la conciencia y el silencio son armas profundas que nunca descansan ni duermen y en algún momento esa historia volvería a surgir como un cactus sobre pies descalzos ya sea antes del fin o en un punto medio de la línea en donde el mismo escenario se mostraría igual pero con distintos personajes. En el destino los seres humanos somos simples piezas de un armazón, simples peones de un juego de ajedrez, no se admiten las trampas ni las demoliciones terrenales, todo lo que se cosecha aquí puede surgir nuevamente, poco a poco. Ser un forastero en un vecindario resplandeciente en este caso en el viento es como cruzar un puente colgante sin río. El pasado no se puede borrar al instante pero sí se puede conservar bajo un bisoñé o algún sombrero de copa.

lunes, 15 de octubre de 2007

Elefante (2003)

Elephant (Dir. Gus Van Sant) Recuerdo que cuando estaba en 6to de primaria si mas no recuerdo en el San Ignacio de Recalde, no me es fácil planteármelo ya que en mi vida estudiantil pasé por una buena cantidad de colegios, con la toga puesta y los zapatos hiper-lustrados fui a recibir el diploma al mejor estudiante del grado con las notas más altas e imposibles de la mano de Raúl Diez Canseco y Carlos Boloña (dos fujimoristas respetados que luego serían perseguidos escandalosamente por todo el país como las ratas que terminaron siendo) En esos años la gente me tomaba el pelo y me veían como un completo idiota, un nerd pusilánime, un aburrido tarado, un chico extraño que solo estudiaba y a la vez vivía como un mojigato, que era torpísimo con las chicas y que nunca concretó nada con ninguna de ellas, las del segundo piso, las de los grados superiores, las que le gustaban. Alguna vez viendo a Alma, no recuerdo su apellido, una rubia compañera psicótica que casi le termina por romper el cráneo a uno de esos alumnos ladillas que la traían idiotizada, jode que te jode, la vez que se lo encontró a solas sentado en medio de los pasillos, me entraron unas ganas enormes de conseguir un arma y acabar con todo el salón. En ese momento sentía que era lo justo, estuve un poco cegado es cierto, pero el hecho de ir todos los días a clases y no saber si estudiar o tener que apalear las idioteces de los demás, andar paranoico, me enervaba y en cierta forma al no hacerlo, al haber preferido la paz interior, al no haber acabado con esos miedos aquellos, dejé en 2do de secundaria de estudiar como lo venía haciendo, con toda mi fuerza y empeño y poco a poco fui perdiendo el nivel académico al que había llegado interesándome más por la música y la canción de forma tal que me fue imposible entrar en la primera opción a la universidad años después. Es decir, no sé si la muerte o la venganza sean justas pero sé que sino matas a la carroña temprano te pueden, te puedes carcomer tú mismo sin querer, que hay que tomar las decisiones sabias en el debido momento pensando en el futuro y en qué tanto más puedes dar a la humanidad sano y salvo que balanceando lo que pueden dar los inservibles de siempre que solo gritan, lloran y cagan mientras todo a su alrededor se agranda. Iré a orinar a la pista con el cigarro que traigo en la boca sin encender mirando el humo blanco que sale de la trompa de ese elefante.

sábado, 6 de octubre de 2007

Whisky Romeo Zulu (2003)


Whisky Romeo Zulu (Dir. Enrique Piñeyro) De nada sirve ser un haz bajo la manga si la camisa no tiene cuerpo que lo contenga ¿Cómo se puede acusar a alguien de ser un destructor por el solo hecho de anticipar lo que se está apunto de derrumbar? En este film se entrelazan en una sola cabeza, en la de Piñeyro, el amor platónico, la desunión, la ruptura matrimonial, la sumisión del débil, la traición, el común; es decir, una avalancha de situaciones aleatorias que muchas veces logran resquebrajar una idea o los cimientos de una decisión moralmente tomada. El hecho de sentirse tan bicho raro aquí, sin poder cosechar frutos de la tierra puede hacernos caer de lleno sobre el pavimento; pero como se sabe, la verdad latente, la de corcho, siempre sale a flote a pesar de todo, nunca se puede ocultar nada, ni siquiera incluso, con la misma muerte.

sábado, 22 de septiembre de 2007

La chica de al lado (2004)

The girl next door (Dir. Luke Greenfield) Una pornstar rubia se cambia en la ventana de al frente que da con tu casa. Mientras pasas por allí limpiando el alféizar con un trapo la ves natural, sin ser un vouyerista. Lo primero que piensas es en transmutar los cuerpos de los actores, abrir los ojos y ver a Angie Jibaja yendo a tocar tu timbre con la ingenuidad de alguien que solo quiere conocer su nuevo vecindario sabiendo que tú no sabes nada de ella, que solo te interesa porque es linda, la rehaces y te enamora su forma.

martes, 11 de septiembre de 2007

Cómo perder a un chico en 10 días (2003)

How to lose a guy in 10 days (Dir. Donald Petrie) Recuerdo que hace algunos años mientras esperaba que mi avión estuviera listo para el despegue compré en el aeropuerto entre algunas otras revistas de aventura, un cosmopolitan de Enero. Ese día olvidé de comer y dejé todas mis compras en la bolsa del asiento de adelante al costado del bolso de la mujer que se sentaba a mi lado. Recuerdo que al despertar al día siguiente, ya en mi casa, leí el periódico tomando el té y extrañé más el cosmopolitan que las otras dos que hablaban de adrenalina y rehidratantes. Quizá tuve la misma sensación al ver este film, con un poco de pena en el pecho e inmune al prejuicio, haciendo zappin' en una tele de 40 pulgadas colocada en la esquina de un cuarto lleno de humedad. Diría que no extrañaría volverla a ver si es que así me lo propusiesen, al igual que no extrañaría volver a comprar ningún otro cosmopolitan jamás; pero reconozco que me gustó encontrármela, que me hizo sonreír y que disfruté mucho viendo actuar a Kate Hudson, tan blonda, escarchada, linda, siendo la musa ideal que anestesia y que ayuda a perderte por momentos y borrar la tristeza de la cara cuando buscas tu lado más ingenuo y sensitivo el que algunas veces se halla dentro de uno como el líquido refrigerante de un motor que gotea. Es extraño cuando recuerdas cosas tuyas con gestos y sucesos que otros viven. Es doloroso cuando recuerdas que nunca los registraste ni en fotos ni en video ni en audio.

viernes, 7 de septiembre de 2007

Río místico (2003)



Mystic river (Dir. Clint Eastwood) Una pelota de hockey se va por el desagüe que da con la vereda y la pista. Dave(Tim Robbins), Jimmy(Sean Penn) y Sean(Kevin Bacon) quedan en el aire a pesar de haber intentado recuperarla introduciendo sus brazos, muchas veces. Deberíamos dar vueltas a la manzana con algún auto cuyo dueño haya olvidado quitar sus llaves, propone Sean. Jimmy encuentra un cuadrado de cemento sin secar y se acerca con una rama de árbol sin hojas, en la mano. Los tres deciden escribir sus nombres allí para la eternidad. Jimmy Sean Da. Dave no logra terminar de escribir el suyo. Unos policías canosos los restringen. Sólo él entra en ese carro azul con papeles en la alfombra y chicles en los asientos. Dave llora al imaginar que mamá lo verá en la comisaría, Dave llora cuando empieza a ver un bosque, cuando empieza a ver lobos viejos que no aullan. En las casas de madera que orillan con el mar los porches son templos de reflexión y de análisis. Y es allí cuando uno piensa ¿Si amas de verdad, ese amor puro que desprendes cuál crisálida blanca, se repite de la misma manera en algún otro momento, en alguna otra persona? ¿Acaso no es como si nos sacaramos las máscaras de hule de los rostros y tanto uno como los que nos rodean no volvamos a percibir lo mismo que ayer? Cuando se tiene porque seguir vivo es decir familia esperanza mujer no queda más remedio en el cuerpo que despojar todo lo que no sirve para siempre, botar todo lo malo lo vil en algún desagüe u estanque y escribir la palabra olvido con el dedo índice sobre la arena húmeda o en algún otro cuadrado de cemento sin secar.

martes, 7 de agosto de 2007

jueves, 26 de julio de 2007

Yo disparé a Andy Warhol (1996)

I shot aNdy wArhol (Dir. Mary Harron) La película empieza desde el final, es decir desde una mano temblorosa enchaquetada y una voz que suplica: Ahí está el elevador, sólo tómalo.
- ¿Cómo debemos ser con las personas que nos piden algo con mucha insistencia? ¿Cordiales, lejanas, secas, negativas? A veces los inaceptados no son la salvación de la humanidad, a veces ellos mismos son la confusión necesaria para hacer desinflar el zeppelin plomo con el que empezamos a alzarnos de la tierra; es más, quizá seamos más justos concediéndoles el cambio de sexo a los hombres que quieren ser mujer, que dándoles fama y dinero a esos grandes genios eclipsados, que viven en pocilgas, llenos de mala vibra y egoísmo hacia el mundo joven, adulto, venidero.
Score: John Cale. Actores: Lili Taylor, Jared Harris.
- Leer el S.C.U.M de Valerie Solanas, ver todos los films del señor Warhola.

martes, 24 de julio de 2007

Tesis (1996)

(Dir alejandro Amenábar) Atención señoras y señores. Hemos tenido un imprevisto y no podremos salir. Cómo ya se habrán dado cuenta, estamos detenidos a mitad de la estación. Ahora un encargado les abrirá las puertas para que puedan desalojar el tren. Sigan sus indicaciones, por favor.


Ángela (Ana Torrent) se aproxima a los andenes del subterráneo sin ir detrás de la fila. Busca ver el cuerpo de ese hombre que ha quedado partido por la mitad en medio de las vías ferroviarias. Y sin conceder se grita: No miren, no miren ¿El morbo nos devora?


Tesis es prohibición, silencio, es no poder mentir ante una filmación casera, ante una xt-500 sony, es el zoom digital, es escuchar una conversación telefónica por el otro anexo, es un cassette con polvo, una cinta de vhs que con sus imágenes puede causar un infarto. Tesis es Chema(Fela Martínez) es cine club, es literatura, es cine gore, es Ángela en camisón sintiendo que la filman al dormir, es Bosco(Eduardo Noriega), es cine snuff, es descuartizamiento, es sexo por asesinato, es instinto, es quedar en la oscuridad con algunas pocas cerillas, es un garage con paredes de mayólica, es una silla chata, una persona amordazada, es gente sin corazón, gente que grita de dolor y cree en la palabra, en la fuerza de las frases inyectadas de justicia. Ángela a razón de su tesis quiere violentar su mente sin ponerse agresiva. El Sr Figueroa tiene vergüenza de parecer un sádico, usa ventolín, Jorge Castro adora salir en retratos suyos con pistolas, los perseguidos se convierten en perseguidores, Mozart y Cannibal Corpse suenan en distintas cabezas, en stereo, en mono, todos son culpables, algunos posters se rasgan otros solo se venden: ¿De qué color son mis ojos? Besas la pantalla del televisor, besas a alguien apuesto, vejas el sonido de un canal que no proyecta emisión.

martes, 17 de julio de 2007

25 watts (2001)




(Dir. Juan Pablo Rebella y Pablo Stoll) Esta película representa el fin de semana universal de todo joven sin trabajo y sin ocupación, malpensante, creador de ideas innovadoras que brotan sobre los resortes de una cama destendida después de haber comido un plato de pasta preparado por una abuela adicta a las pastillas y a partirlas paritariamente con limas delgadas y sin mango. Leche, Seba y Javi, tres chicos uruguayos que viven laxos, receptivos, siendo algunos más de los infinitos personajes principales de esa serie concadenada, sin cable y sin artefacto, que es la cotidianeidad misma cuando se traza dentro de un círculo vicioso y se proyecta en la pantalla grande de un cuarto cinemista.

Un foco de 25 watts que pareciera ser el huevo de una gallina robótica sobre la pista, se convierte en la metáfora perfecta que tanto Javi le pedía a su novia le diga al no entender porqué ya no le quería tanto como antes. Así como los pernos no son necesarios en los bolsillos de ningún mecánico cuando los autos son pirotecnia; de la misma forma, los diálogos del día a día en este film, no le sirven a nadie, si uno sale a la calle con los audífonos en las sienes, a todo volumen, contra el hartazgo, contra la brisa, tratando de encontrarle el cuerpo al monigote carbonizado entre los arbustos.

¿A sus abuelos y abuelas se lo dedican, muchachos? Sí, así lo escribimos, bajo un fondo oscuro del mismo tono del écran, en la primera luz del proyector. Y bostezas sin querer y el perro ladra fuerte mientras sin pensar tocas el timbre y empiezas a correr mucho quizá no como un hamster que come comida de perro pero sí como alguien que se enamora de su profesora particular de italiano y aún no sabe la conjugación al presente del verbo essere ni la raíz cuadrada de 77, pero sí entra a las casas que ven televisión sin tocar la puerta ni pedir permiso.


¡Oda a Rebella! Yo sí aplaudo por 5 días seguidos

martes, 10 de julio de 2007

¡Qué bello es vivir! (1946)

It's a wonderful life (Dir. Frank Capra) Es la primera película que veo desde mi nueva pantalla viewsonic y debo decir que la calidad con que se ve la fotografía me ha dejado anonadado. Nunca antes había sentido ese mismo aislamiento mas que en el cine. Si bien, veo todos los films en mi sala cinemista, un cuarto blanco y pequeño, con la puerta de manija dorada, sé que ni a oscuras ni con la luz prendida podría encontrar ninguna estrella parlante pegada al techo debatiendo, cual Dios acompañado por sus discípulos, sobre ayudar o no a un hombre justo y honrado llamado George Bailey (James Stewart, joven) ¿Saltará o no del puente del pueblo de Bedford Falls?


(Luna de miel) (Canción de acetato quebrado)

No permitas que diga eso padre : De niño George Bailey quedó sordo del oído derecho por salvar a su hermano menor de morir ahogado en una laguna gélida, mientras jugaban sobre la nieve deslizándose por resbaladeras blancas con un grupo de niños. Desde su infancia George ya vivía para servir, para sacrificarse por el resto. Era un elegido.

(Teléfono dulce)

(En la piscina)

Sin embargo su vida se entrelazaría con una de las mujeres más hermosas que jamás haya visto en blanco y negro, su nombre Mary (Donna Reed) Una preciosura que pide deseos rompiendo vidrios en casas viejas, baila charleston tímidamente y sabe nadar.

Welcome to Bailey Park: Las ambiciones de George, sus sueños, las ganas de traer la luna a las manos de su amada, de construir edificios de 11 pisos, se ven postergadas continuamente, lo que origina una extensión de tiempo que poco a poco se va convirtiendo en una represión negra que lo va atragantando y silenciando como el humo de un cigarro caro. Es la época de navidad y la cólera invade los corazones de los hombres buenos, el dinero pretende comprar al desesperado que ama a su familia y los pobres creen en que los ángeles reciben alas al sonar de una campana ¿Cómo sería el mundo sin uno, si se suprimiera nuestra vida? ¿Todo seguiría igual? ¿Qué cambiaría en el?


lunes, 2 de julio de 2007

Los Idiotas (1998)


Idioterne (Dir. Lars Von trier) I'm a teaser. I'm the boss ¿Agua mineral o agua del grifo? Agua del grifo mozo, agua fría, la que hace que los que no gotean frente a los urinarios, orinen, orinen y orinen. Tenemos carne de res y chuletas de cerdo señora: Ummm, suena delicioso, pero no me lo podría permitir habiendo tanta gente que se muere de hambre en esta ciudad. Bodil Jorgense es Karen una mujer muy triste, pixeleada, que se sienta a la mesa con la servilleta debajo del plato.
Los idiotas es un film que parte desde una premisa: Ser un idiota es ser más real que el resto.
Jen Albinus es Stoffer, un gurú, una especie de Charles Manson rubio y sin barba que pretende cambiar el mundo por el suyo, un mundo en donde la idiotez se cosecha como una virtud, como el algodón dulce de un grupo de jovenes entusiastas que pretenden unir la dramatización con el comportamiento diario. En este caso Stoffer usa a los retardados mentales como vía de escape para alcanzar el éxtasis ¡Todos somos retardados mentales, saquen a su niño down de los intestinos, actuen como ellos! ¿No es bueno que se burlen de las personas, no? No ¿Y qué pasaría si un niño down los ve imitándolo? Quizá no diría ni un ápice, no se daría cuenta, no entendería nada; pero sabemos que solo un monstruo y un ser sin tripas podría seguir parodiándolos sin resquebrajarse ni acuclillarse de pena, al verlos jugar con tierra en las manos y zanahorias incrustadas que serían árboles de navidad vendibles de puerta en puerta por una buena causa que jamás existiría, jamás. El grupo neohippie-sordo vive en una casa de campo, que les sirve de refugio y de lugar de prácticas para el día del desprendimiento final, para el día en que el grupo ya no iría más de las manos sino ya cada uno por sí mismo, sin correcciones, sin espectar el avance del otro, sin saber si su idiotez se siente más creíble, sin sufrir sonriendo, ni anhelar preocupándose por el que dirán. ¿Qué pasa cuando un delincuente se dice cojo y lleva una pierna escondida en el pantalón? Se vuelve idiota.
Sólo intentaba disfrutar, creo que me lo merezco ¿no? Josephine es la mujer del film que más me atrajo, es dulce, tierna, suave y su retardo es amor puro. Karen se ata al grupo de improviso como un cachorro perdido que se atora a los engranajes de las otras cuerdas de la jauría pero su historia me desespera, cansa; al fin y al cabo Karen es eso ¿no? Ese algo que embota no solo al espectador sino a todos los personajes dentro del film, alguien que se convierte en el cable a tierra, en la conciencia del grupo y les hace ver el mal en ellos diciéndoles en tono de sermón lo feliz que la hacen sentir cuando se comportan de esa manera ¿Cómo habría dibujado Matisse una orgía del siglo XX?

sábado, 30 de junio de 2007

Atrapado sin salida (1975)

One Flew Over the Cuckoo’s Nest (Dir. Milos Forman) ¿Ven ese candado en medio de las dos O's del título del film? Ok, de eso trata esta película, de las dos O's y el candado.
¿Qué hacen dos muchachos como nosotros en un sitio como este? Dímelo Randle, dilo tan fuerte como si estuvieras a punto de sacar el lavabo principal de las duchas y escapar por el ventanal al campo, a Canadá.





Nos engañaste a todos JEFE. Puedes hablar. No eres un sordomudo. Alza la mano JEFE. Bububububububububububububububububububububububububu, como los indios hacen.
Jack Nicholson es Randle McMurphy un presidiario que cumple una condena por violación en una cárcel del estado y que a causa de su comportamiento, de su agresividad, es deribado a un manicomio bajo la dirección de dos enfermeras extremedamente excitantes y en medio de un grupo de médicos y psiquíatras que toman su caso con lupas, lentes y pinzas. Digamos que McMurphy es un problema pesado y en esta sociedad sanada, sabemos que los problemas pesados se resuelven y se bañan con lejía hasta que al menos queden como manchas que no generen asco en ningún tipo de veredas ¿y qué sucede cuándo este problema lo genera solo una persona y esta no puede solucionarlo por sí misma? Pues simple ¿no? Las instituciones, los organismos, intentan hacerlo a su modo y cuando no lo consiguen, se frustan, terminan pasándose la olla caliente de una palma a otra, hasta que este humano muere o desaparece(se escapa). Luego son 10,000 voltios en las sienes y prohibiciones ante las razones de alguien que no merece nada o quizá merezca demasiado. McMurphy es como un despertador en los bolsillos de los maníacos, él les enseña a no dejarse poner el yugo tan fácilmente, les enseña a mirar con los ojos, a jugar basketball, les da una lección concisa pero repetitiva. Una lección que se debe repetir una y otra vez si se quiere se asimile o se tatué ¿Será lo mismo hablarle a un loco viendo que te escucha, a hablarle a un recluso que se lima las uñas con una navaja, Randle? - Pues, definitivamente no.

miércoles, 27 de junio de 2007

Alfie (1966)


(Dir. Lewis Gilbert) Michael Caine es Alfie Elkins, un mujeriego de status medio que vive los días como un juego sin moral ni principios. Alfie es alguien distendido al tiempo y a las normas de la sociedad. ¿Quién creo el matrimonio? ¿Qué es el amor? ¿Qué es estar enamorado? ¿Por qué llorar cuando se necesita a alguien que ya no está? ¿Por qué perder el tiempo añorando a alguien, queriendo tener una familia? Alfie es un ser egoísta que dice ser muy seguro de sí mismo pero que a la vez es un valiente que nunca enfrentaría una pelea a puño limpio. El rededor de Alfie es el de un Londres de mitad de los 60's, donde mujeres ingenuas y lindas (beat-pop) podían ser domesticadas fácilmente por hombres un tanto más interesantes que otros. La música está a cargo de Sonny Rollins lo que crea una atmósfera fría, tibia, deseperada, vagabunda. Alfie que tiene la suerte de conocer una lindura tras otra, las desprecia sin el mínimo reparo siendo nunca sincero ni justo con ninguna de ellas. Él no entiende de responsabilidades hasta que una de sus amantes, una chica que a la vez tiene otro pretendiente que trabaja en un bus como cobrador, queda embarazada de él, y después de muchos intentos por formar algo serio decide casarse con el cobrador de buses para poder darle un padre de verdad a su hijo.
La película es un torbellino en el que solo Alfie va a poder salir pisando la realidad con el cristal de su abstraído universo, quebrado.

domingo, 3 de junio de 2007

¡Saludos cinépatas, saludos cinemistas!



Cinépata fue una palabra que aprendí de la boca de Alberto Fuguet, la vez que pudimos intercambiar algunas frases, en Lima, a la salida de un conversatorio que él mismo había dado en el ccpucp sobre su ópera prima, la película "Se arrienda"
Cinemista, es un concepto que yo quisiese empezar a amurallar desde aquí, con la ayuda de este blog, mi instinto y algunas observaciones peculiares, espero lúcidas, de las películas que a partir del día de hoy empiece a ver y recordar.
La esencia nos cubra, hermanos.
No saben lo necesario que me es empezar, ya, a describir desde mi propio universo visual los universos visuales ajenos.