jueves, 21 de agosto de 2008

Cleptomanía (2003)

Klepto (Dir. Thomas Trail) Emily Brown (Meredith Bishop) es una chica inquieta, adicta a las manías que sirven de placebo, a la automedicación, al orden exagerado y a recorrer la ciudad en auto o a pie. Ella también es de aquellas personas que suelen pensar demasiado en una sola cosa, en el misterioso pasado y paradero de su padre, en la poca voluntad que su madre tiene, por el bien de su hija, de querer aclararle sus dudas. Emily tiene todas las comodidades que una chica joven puede pedir y sin embargo no es feliz ni sacia su desmesurado afán por sentir en el cuerpo la adrenalina al máximo. Emily además de todo lo anotado sufre de una patología peligrosa, es cleptómana; es decir, cuando entra a una tienda, farmacia o centro comercial no puede contener sus ganas locas por llevarse algo sin pagar, por robar, desde un insignificante cepillo de dientes a un rolex de 5 000 dólares. Es allí cuando nos damos cuenta de que para ella todo es un juego de niños una travesura insignificante que en la vida real no significa nada, ni mucho dinero, ni motivo legal para ir directo a la cárcel. Así es que en un día más de la vida de Emily Brown cuando ésta se presta a robar un reloj de una vitrina giratoria, el jefe de seguridad de la tienda, Nick (Jsu Garcia) un latino spanglish, desde la sala de control y cámaras de seguridad, la descubre y sigue hasta esperar que llegue a la puerta de salida donde luego de detenerla y registrarla, se sorprende de no encontrarle ningún objeto que la delate y culpe. Nick aprende de esa experiencia y analiza el video, lo que le da la pista para creer que el reloj haya sido dejado en un paquete de medias pantis al otro lado del pasillo asumiendo que con preemeditación Emily lo haya puesto allí con la idea de regresar horas más tarde por el, pagando tan solo 5$. En la película se verá cuál es el fruto de obtener dinero rápidamente, mediante el narcotráfico, el dinero fácil como se dice, una realidad americana de chicos de la misma edad que Emily quienes al igual que ella encuentran la paz y el sosiego en pastillas y medicamentos innecesarios para la mente. Klepto me pareció una película interesante y educadora ya que el tema de los cleptómanos casi siempre ha sido en el cine tan solo un recurso literario mas nunca un tema principal.

1 comentario:

Juan Secaira Velástegui dijo...

Tienes razón, la cleptomanía ha sido un recurso más que un tema en sí mismo. No he visto aún la película pero por tu comentario parece buena, más que nada por la nula esperanza de sus protagonistas. Aprovecho para agradecerte por incluirme en tus páginas interesantes,
saludos.